Por motivos éticos, el Observatorio del Lobo renuncia al Premio a la Mejor Conducta Ambiental

En el año 2018, Ecologistas en Acción otorgó el Premio a la Mejor Conducta Ambiental al Proyecto Lobo-Censo Lobo Ibérico, reconociendo así el trabajo de sus miembros en la provincia de Guadalajara. Apenas unos meses después, se fundó el Observatorio del Estado de Conservación del Lobo (OECL), en el cual se integraron todos los miembros operativos del antiguo Censo, entre ellos los que trabajaron en Guadalajara y por los que, en aprecio a su trabajo y protestas hacia la mala gestión del lobo en esta provincia, se concedió el galardón. De esta manera, el premio fue heredado y custodiado por el Observatorio, que ha continuado con la labor.

Sin embargo, en 2019 fue concedido el mismo premio (Mejor Conducta Ambiental) a los Agentes Medioambientales de Guadalajara. El Observatorio, en razón de su propia experiencia, considera que la actitud, métodos y labor de estos empleados públicos con el lobo chocan frontalmente con su código ético, además de no poder calificar como buenas las experiencias con algunos de ellos. En consecuencia, y por motivos éticos, el Observatorio del Lobo se ve obligado a renunciar al galardón, por decisión colegiada de la Junta Directiva.

Debemos señalar que se mantiene la colaboración y la buena relación con Ecologistas en Acción, a los cuales agradecemos profundamente el reconocimiento a nuestro trabajo y, por supuesto, que hayan entendido y aceptado nuestra renuncia al premio.

De la misma manera, queremos hacer constancia que desde el Observatorio del Lobo consideramos que, si bien valores como la ética, la honestidad o la valentía son cada vez más difíciles de encontrar, también en el mundo de la conservación y especialmente con el lobo, todo iría mejor si las personas que de cualquier manera participan en el reto que significa su conservación hicieran gala de estos principios.

Deja un comentario